martes, 28 de octubre de 2014

BRAINDEAD TU MADRE SE HA COMIDO A MI PERRO (1993) **















La película se encuentra ambientada en Nueva Zelanda durante los años 1950, y es protagonizada por Lionel Cosgrove (Timothy Balme), un joven que vive junto a su sobreprotectora madre (Elizabeth Moody), haciendo todo lo que esta le ordena. Lionel se enamora de Paquita (Diana Peñalver), una joven que trabaja en una tienda de la ciudad. Un día, la madre de Lionel le sigue a escondidas a él y a Paquita hasta el zoológico, donde es mordida accidentalmente en el brazo por un mono-rata de Sumatra. El mordisco del animal la va convirtiendo lentamente en un zombi. Lionel está horrorizado, pero de todas formas cuida de ella como lo hacía antes.

El joven trata de llevar una vida normal con su madre, calmándola con tranquilizantes que consigue de un veterinario. Aún cuando su madre asesina a una enfermera y se come al perro de Paquita, Lionel permanece junto a ella, intentando que nadie se de cuenta de esta situación. La madre de Lionel comienza a infectar a más personas (entre ellos a un sacerdote) y Lionel encierra a los zombis en el sótano de su casa. Las criaturas son descubiertas por Less (Ian Watkin), tío de Lionel, quien lo chantajea para que le de el testamento de su madre o informará a las autoridades del suceso. Mientras su tío organiza una fiesta en la casa, Lionel inyecta a los zombis con veneno para deshacerse de ellos. Sin embargo, el veneno resultó ser un estimulante animal, y las criaturas adquieren mayor poder.

Los zombis logran salir del sótano y comienzan a asesinar a los invitados de la fiesta. El clímax de la película muestra a Lionel enfrentándose a las criaturas armado con una cortadora de césped. Tras derrotarlos, su madre muta en un monstruo gigantesco y atrapa a Lionel en su abdomen. El joven sale en una especie de segundo nacimiento, cortando el abdomen del monstruo. Finalmente, la madre de Lionel muere al ser absorbida por las llamas de la casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario